Fases para determinar la utilidad clínica de las pruebas diagnósticas

Autores/as

  • Miguel Angel Villasis-Keever Instituto Mexicano del Seguro Social
  • Mario Enrique Rendón-Macías

Resumen

De manera general, las pruebas de diagnóstico son las herramientas necesarias para determinar la presencia o no de enfermedad, pero también pueden ser útiles para la exclusión de otras entidades diferenciales, evaluar la gravedad, establecer tratamientos específicos y estimar posibles resultados pronóstico.

Para determinar cuánto puede contribuir una nueva prueba de diagnóstico en el ámbito clínico, se requieren estudios con diseños de investigación y poblaciones diferentes. Dado que puede resultar complejo entender el proceso del desarrollo de una prueba diagnóstica, a partir de sus fases iniciales, en este artículo se sintetizan y dan ejemplos de las cuatro fases que se han propuesto para definir este proceso. Las metas de las fases son: Fase I, establecimiento de valores de referencia, Fase II, análisis de la validez de la prueba, Fase III, impacto de su incorporación en el plan diagnóstico y, Fase IV, evaluación a largo plazo de su incorporación.

Publicado

2020-11-19

Número

Sección

Metodología de la Investigación